Nuestro viaje por Islandia llegaba a su primera semana y seguía ofreciéndonos grandes experiencias y asombrosos paisajes. Los alrededores del lago Myvatn tenían todavía una sorpresa más para enseñarnos: los pseudocráteres de Skutustadir. La despedida del lago la hicimos acompañados por las miles de moscas enanas que se arremolinaban en las orillas y es que Myvatn en islandés significa literalmente “lago de las moscas”. La presencia de esto bichitos puede ser muy molesta para los seres humanos pero es el alimento para la rica fauna aviar que ha hecho del lago su hábitat. Antes de todo esto íbamos a poder ver otro tipo de animales más espectaculares, las ballenas jorobadas en la bahía de Husavik.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

El itinerario de los Janonautas de ese día fue mucho más corto que el de jornadas anteriores. Desde el hotel en el lago Myvatn nos fuimos primero hasta el pueblo marinero de Husavik donde pasamos la mañana viendo las ballenas. Después de comer regresamos al lago Myvatn para recorrer su lado sur antes de volver a las cercanías de Husavik en la que teníamos la cabaña en la que dormimos esa noche.

Las previsiones meteorológicas para esta zona del norte de Islandia indicaban que el día estaría despejado y que se acercaban lluvias para los próximos días. Con esta información decidimos adelantar la excursión para el avistamiento de ballenas y salir pronto con destino a Husavik que se encontraba a 54 km. de nuestro hotel. El trayecto fueron 45 minutos en solitario por la carretera 87 y sus bellos paisajes.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Husavik es una pequeña ciudad costera, eminentemente marinera, bañada por las frías aguas del ártico y de poco más de 2000 habitantes. Desde su puerto salen diversas empresas que ofrecen excursiones para ver ballenas.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

La excursión fue muy emocionante y nos consumió toda la mañana. Decidimos comer en Husavik y continuar después nuestra ruta. En las cercanías de la ciudad teníamos la reserva para dormir esa noche en una cabaña de madera, Husavik Cottages, junto a un pequeño lago. Para allí nos fuimos.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

La cabaña era muy confortable, no le faltaba de nada, y estaba en un bonito emplazamiento.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Nada más llegar a la recepción nos llegaba la noticia de la erupción subglaciar del volcán Bardarbunga. Los avisos en forma de pequeños temblores de días atrás eran ya una realidad. De momento no había lava ni cenizas a la vista pero se activaba el código rojo de seguridad aérea. Además toda la zona de Dettifoss y alrededores, que habíamos podido ver el día antes, quedaba cerrada al tráfico por riesgo de inundaciones. Estábamos lejos de la zona de la erupción y no teníamos que preocuparnos por nuestra seguridad pero aún así nos pusimos en contacto con nuestra familia para tranquilizarlos. La incertidumbre, que se mantendría algunos días más, era si el espacio aéreo europeo se vería afectado como había ocurrido la vez anterior que hubo una erupción volcánica en Islandia. Tampoco podíamos hacer mucho en esta situación así que tras el sobresalto inicial nos lo tomamos con filosofía y decidimos continuar con el itinerario previsto y regresar al lago Myvatn.

Nos dirigimos al sur del lago, a Skutustadir, para asombrarnos con otra de las maravillas geológicas de esta isla: los pseudocráteres.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Aunque lo parezca no se trata de pequeños volcanes. Son enormes “burbujas de lava” que explosionaron hace 2300 años y cogieron la característica forma cónica de un cráter. Hay muchos cisnes, patos y demás pájaros en esta parte de Myvatn. La comida no les falta con los cientos de miles de moscas que dan nombre al lago y que son extremadamente molestas. Las moscas enanas no pican pero se meten por nariz, boca y oídos y nos obligaron a cubrirnos toda la cabeza.

Islandia (día 7): ballenas, moscas enanas y pseudocráteres

Aguantamos las molestias de los insectos y dejamos pasar la tarde antes de despedirnos del lago Myvatn y regresar a nuestra cabaña a descansar. Antes de llegar nos paramos en un supermercado y compramos la cena para esa noche.

 

ETAPA ANTERIOR

ETAPA SIGUIENTE