El pueblo de Maranello, en la región de la Emilia-Romaña italiana, es conocido mundialmente por ser el lugar donde se ubica la Fábrica Ferrari. Para los aficionados a la Fórmula 1, los amantes del mundo del motor y sobre todo para los ferraristas este pequeño municipio puede considerarse como un lugar de peregrinación. Cercano a la fábrica se inauguró en 1990 el Museo Ferrari en el que se expone todo lo relacionado con la marca del Cavallino Rampante. Durante una escapada a Bolonia aprovechamos para hacerle una visita.

El Museo Ferrari de Maranello

Era nuestro segundo día en Bolonia y teníamos planeado hacer una excursión hasta la cercana Módena para continuar luego hasta Maranello donde está el Museo Ferrari. Habíamos alquilado un coche y en un trayecto corto de 40 kms. por la carretera Via Emilia llegamos a nuestro primer destino: Módena.

El Museo Ferrari de Maranello

De momento el tiempo nos acompañaba, era un día soleado y de temperatura agradable. Nuestra intención era combinar la visita a esta pequeña ciudad italiana con la entrada al Museo Ferrari que estaba a poca distancia en coche. Dedicamos la mañana a pasear por el casco antiguo, andar bajo los soportales y descansar en sus plazas aprovechando también para hacer algunas compras. Las fachadas con tonos ocres y rosados en los edificios del centro de Módena.

El Museo Ferrari de Maranello

Después de comer nos acercamos hasta  la Oficina de Turismo donde nos indican cómo llegar hasta Maranello, que se encuentra a 18 kms de allí. Cogemos de nuevo el coche para cubrir el breve trayecto que nos lleva hasta las puertas de la Fábrica Ferrari, con el inconfundible color rojo en los edificios.

El Museo Ferrari de Maranello

Aparcamos ante la entrada de la factoría. El acceso no está permitido pero sí que podemos tomar fotos del exterior.

El Museo Ferrari de Maranello

El día ha ido empeorando y una fuerte lluvia empieza a caer. Siguiendo la misma vía llegamos hasta la entrada del Museo Ferrari. La zona de párking está muy llena, incluso hay también algún autocar de excursionistas. Tenemos que correr para no mojarnos mucho.

El Museo Ferrari de Maranello

Hay largas colas en las taquillas aunque avanzan muy rápidamente y no tenemos que esperar demasiado. Nos sorprende ver cuánta gente ha venido a visitar el Museo. El precio de la entrada nos parece caro: 15 euros los adultos y 5 euros para los niños. Se pueden comprar con antelación a través de su página web y así evitar las colas.

La visita a las galerías empieza con la muestra de los coches antiguos y modernos. Hay pequeños carteles que avisan de que no pueden tocarse los vehículos expuestos. Por descontado que tampoco podemos entrar en ninguno.

El Museo Ferrari de Maranello

EL Museo Ferrari de Maranello

El Museo tiene una exhibición permanente dedicada a la Fórmula 1. Esta zona es la que ocupa un mayor espacio en las salas y la que atrae más público. En ella hay expuestos algunos de los monoplazas que han disputado el campeonato en los distintos años de la competición.

El Museo Ferrari de Maranello

El Museo Ferrari de Maranello

El Museo Ferrari de Maranello

 La répica del Pit Box se podía ver desde arriba.

El Museo Ferrari de Maranello

El Museo Ferrari de Maranello

El Museo es pequeño y no llega a las 2 horas el tiempo que estamos visitándolo. Antes de la salida hay una cafetería y la obligada tienda de productos de la marca. En Maranello podéis encontrar otras tiendas fuera del Museo y os recomendamos que las miréis antes para comparar precios. Nos compramos unas gorras con el logo del Cavallino.

El Museo Ferrari en Maranello

El regreso a Bolonia lo hacemos bajo la lluvia con nuestro utilitario alquilado, que nada tiene que envidiar a los espectaculares coches que hemos visto.

El Museo Ferrari de Maranello

 

Enlaces de interés: