Durante el siglo XX Alemania fue triste protagonista en dos grandes conflictos bélicos. La derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial llevó finalmente a una Europa dividida en dos bloques y a los berlineses a ver como su ciudad quedaba partida por un muro infranqueable. Las bombas que cayeron sobre Berlín destruyeron gran parte de una ciudad que fue poco a poco levantándose. Hubo, sin embargo, una pequeña Iglesia que permaneció en pie, con heridas pero en pie, y que no se reconstruyó para acabar convirtiéndose en un ejemplo de los estragos de las bombas. Os estamos hablando de la Iglesia del Káiser Guillermo, símbolo del dolor de una guerra.

La Iglesia del Káiser Guillermo está en pleno centro de la zona oeste de Berlín en el distrito de Charlottenburg, en los alrededores de Kurfürtensdamm. La estructura de este monumento histórico, de estilo neorrománico consagrado en 1895, es visible desde lejos si venimos por cualquiera de las largas avenidas que se cruzan en este punto. Los modernos edificios de oficinas y centros comerciales rodean esta pequeña iglesia como arropándola. Se acentuó más el contraste entre lo antiguo y lo nuevo en 1961 cuando se levantó el campanario hexagonal, ahora en reformas, junto a la vieja nave.

Muy cerca de la Iglesia del Káiser Guillermo, en la comercial Tauentzienstrasse está la interesante escultura Berlín, símbolo de la ciudad dividida durante la Guerra Fría.

La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

Durante los bombardeos aliados de 1943 la iglesia sufrió numerosos daños. Tras las tareas de limpieza de las ruinas los berlineses optaron por dejarla tal y como había quedado para que sirviese de recordatorio de las heridas de la guerra. El tejado de la torre, roto y quemado como una abierta cicatriz, pasó a ser un símbolo de la capital alemana.

La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

Al acercarnos más a la iglesia hay otro aspecto que llama mucho la atención. El agujero del rosetón, vacío como una boca desdentada, puede ser otro símbolo más del dolor que provoca el ser humano sobre su misma especie.

La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

Y el dolor continúa …

El 19 de diciembre de 2016 un camión atropelló mortalmente a 12 personas e hirió a más de 50 en el mercado navideño instalado junto a la Iglesia del Káiser Guillermo en un atentado terrorista reivindicado por el ISIS. Fotografías, flores, juguetes y velas se han ido depositando en las cercanías del lugar para recordar a las víctimas del salvaje acto. La nieve que ha caído en estos días parece aumentar la sensación de tristeza. Entre los objetos leemos en un cartel escrito a mano con tinta roja Warum? y eso mismo nos preguntamos nosotros: Por qué?

La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

 

Una opinion sobre “La Iglesia del Káiser Guillermo en Berlín, símbolo del dolor de una guerra

  1. Gustavo Giovannini

    Esa iglesia es el lugar de Berlin que más me conmueve por las razones expuestas y otras personales: fue lo primero que vi de Alemania cuando llegue. La construcción moderna que rodea las ruinas está tambien cargada de simbolismos en un pais que resurgió del horror, del dolor y del odio.

    25 enero, 2018 en 22:33

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *