En el viaje de los Janonautas por Suiza visitamos algunas de sus ciudades más conocidas, y cómo no, la capital de la Confederación Helvética: Berna. Así como de otras ciudades teníamos referencias, de Berna lo único que conocíamos era su famosa Torre del Reloj. Pero nos sorprendieron gratamente, entre otras cosas, su parque para osos (el nombre de la ciudad parece que proviene de la palabra oso, en alemán Bär), su precioso centro histórico y sus numerosas fuentes. Con sus fachadas de arenisca, sus callejones y sus torres históricas, la ciudad ofrece un aire medieval singular, además de ser una de las ciudades más tranquilas que hemos visitado. Os explicamos qué ver en Berna, la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

La ciudad de Berna está situada en el centro de Suiza, a los pies de los Alpes en la zona de habla alemana, aunque sus habitantes dicen hablar un dialecto al que llaman alto alemánico.

Algunos datos sobre la ciudad

Berna es la capital de Suiza desde 1834 y también capital del cantón que lleva su nombre. Es la sede de los poderes legislativo y ejecutivo de la Confederación Helvética, de las autoridades cantorales y de una gran parte de las administraciones federales.

Las primeras noticias sobre la ciudad datan de 1191. La ciudad fue fundada por la dinastía de los Zähringer que edificaron castillos y casas a orillas del río Aar en el tramo que ahora ocupa la ciudad. Concretamente fue el duque Bertoldo V de Zähringen quien fundó la ciudad. En 1353, Berna se convirtió en el octavo cantón de la Confederación Helvética.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.
Hasta el año 1834 el centro histórico de la ciudad estaba limitado por el río Aar y los muros de la ciudad. A partir de ese año se empezaron a construir puentes para atravesar el río, se abrieron los muros y la ciudad empezó a expandirse.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Berna está atravesada por el río Aar y su centro histórico medieval está considerado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1983. La ciudad cuenta con seis kilómetros de arcadas, llamadas por sus ciudadanos “Lauben”. Se trata de uno de los paseos más largos y protegidos contra la intemperie de Europa.

Al llegar a la ciudad decidimos visitar primero el Parque de los Osos ya que no estaba en el centro de la ciudad y después teníamos la intención de dejar el coche y callejear.

Aparcamos en una zona habilitada para ello y nos dirigimos a la entrada. La visita es gratuita, tan sólo se tiene que pagar por estacionar el coche. Es posible hacer visitas guiadas con reserva previa en las que se da todo tipo de información sobre la historia del Bärenpark y sus osos.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Bärenpark (Parque de los osos)

El parque está situado cerca de Untertorbrücke, el puente que atraviesa el río Aar y desde aquí se tiene una de las mejores vistas del casco antiguo.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Las primeras noticias sobre la existencia de osos en la ciudad y concretamente en Bärengraben datan de 1440. El oso es el anímal heráldico en el escudo de Berna y está estrechamente vinculado a la ciudad.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Los osos están en libertad en este recinto a orillas del río Aar. En esta zona los osos pueden trepar, pescar, bañarse y jugar en una zona de 6.000 m2 solo para ellos.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.
Un camino conduce a los visitantes por toda la zona y es muy fácil verlos en su ámbito natural. Casi se pueden tocar!

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Desde una pasarela se tiene una bonita vista del río Aar. En la época estival hay numerosos bañistas en esta zona del río.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Nos sorprendió ver a dos personas bajar el río con bolsas impermeables dejándose llevar por la corriente. Pero parecía tratarse de algo normal entre los mochileros que recorren la zona ya que tras los primeros aparecieron más.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Los Janonautas recomendamos este lugar que nos parece imprescindible si se visita Berna ya que se trata de una experiencia muy especial sobre todo si viajáis con niños.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Una vez finalizada la visita cogimos el coche y nos dirigimos al centro de Berna. Aparcamos cerca de la estación de trenes y nos dispusimos a pasear por esta bella ciudad.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Casco antiguo

El casco antiguo de Berna es uno de los mejores testimonios del urbanismo medieval en el centro de Europa. Casi todo el centro fue reconstruido tras un grave incendio que sufrió la ciudad en 1405.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

Tomamos la calle Kramgasse, que es una de las calles principales de la ciudad medieval, y nos encontramos con uno de los monumentos más representativos de la ciudad:  el Zytgloggeturm o Torre del Reloj.

Zytgloggeturm (Torre del Reloj)

Este bonito edificio fue construido en el año 1191, el año en que se fundó la ciudad, como primera puerta de la ciudad. Las obras finalizaron el año 1256. En el año 1771 fue restaurado y su estilo actual es barroco tardío.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

El carrillón se pone en moviento cuatro minutos antes de las horas en punto. Tiene dibujos de osos y un caballero con armadura completa.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

 

La parte del reloj astronómico y del carrillón son del siglo XVI. La esfera, dorada y negra, indica la fase lunar actual y el círculo exterior, que es móvil, el signo zodiacal del momento.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes.

A través de 130 escalones de una escalera de caracol se puede subir a la torre que ofrece unas vistas panorámicas del casco histórico y los Alpes además de poderse contemplar el mecanismo del reloj.

Siguiendo la misma calle nos encontramos con la Casa de Albert Einstein, concretamente en el número 49 de Kramgasse, a escasos 200 metros de la Torre del Reloj.

Casa de Albert Einstein

El famoso físico Albert Einstein vivió en la ciudad entre los años 1903 y 1905. Alquiló esta casa y vivió en ella con su mujer Mileva y su hijo Hans Albert. Actualmente es un museo dedicado al gran científico alemán.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En la segunda planta se expone mobiliario de la época y una exposición sobre Einstein. En la tercera planta se proyecta una película sobre su vida.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En esta zona también está situado el edificio del Ayuntamiento de Berna. Sigue funcionando como sede del gobierno cantonal de Berna. Como curiosidad os comentamos que las sesiones del consejo de gobierno nunca tienen lugar públicamente.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Bernermünster (Catedral de Berna)

Cuando visitamos la ciudad la torre y parte del edificio de la Bernermünster estaban en restauración.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

La Bernermünster es el edificio religioso más alto de Suiza con una torre de 100 metros de altura. De estilo gótico, se comenzó a construir en 1421 y finalizó en 1893. Está dedicada al mártir del siglo IV San Vicente de Zaragoza. En el lugar donde se construyó existía una Iglesia llamada Leutkirch construida en 1276 y de estilo románico.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Una de las características más importantes de la catedral es que su portal está formado por tres pórticos en vez de uno, como era tradición en la época. El pórtico representa el Juicio Final.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Parte de la financiación de la construcción fue realizada por familias rica y miembros de los gremios de Berna. En 1521, la construcción de la torre fue interrumpida cuando contaba con unos 60 metros de altura debido a la debilidad de los cimientos. Los trabajos se ralentizaron por diferentes motivos y la torre no fue finalizada hasta 1893. La segunda mitad de la torre es de estilo neogótico. En la torre hay una plataforma de 100 metros de altura a la que se puede acceder tras subir 344 escalones, aunque nosotros no pudimos subir debido a las obras, y desde allí se tienen unas bonitas vistas de la ciudad.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Delante de la Bernermünster hay un mirador con vistas al río Aar.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Seguimos paseando y llegamos a la Bundesplatz una bonita plaza con una fuente que cuenta con 26 chorros de agua, que representan los distintos cantones suizos, y con algunos tableros de ajedrez gigantes.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En esta plaza, punto de encuentro para los habitantes de la ciudad, tiene lugar dos veces por semana un mercado de verduras, frutas y flores, muy popular entre los berneses. También se celebra el mercado navideño.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

La Bundesplatz fue renovada totalmente en el año 2004 y se inaguró el día de la fiesta nacional de Suiza. Durante la época estival en ella se celebran conciertos al aire libre de diferentes estilos.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En esta plaza también se encuentra uno de los edificios más importantes de la ciudad: el Bundeshaus.

Bundeshaus (Palacio Federal)

El impresionante edificio del Bundeshaus, construido entre 1852 y 1857, es la sede del gobierno suizo (Consejo Federal) y del Parlamento (Consejo Nacional  y Consejo de los Estados). En el año 1902 el edificio fue remodelado y ampliado.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

El edificio incluye dos salas, una para el Consejo Nacional y otra para el Consejo de los Estados y las salas de reuniones del gobierno. También es la vivienda del Canciller de la Confederación Helvética.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En la nave de la cúpula central y las salas de las dos cámaras hay numerosas representaciones simbólicas de la historia suiza.

Se puede realizar una visita a sus instalaciones de lunes a viernes. Nosotros no pudimos realizarla ya que visitamos la ciudad en domingo.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

 Paseamos por la zona de las arquerías, aunque las calles estaban en obras y había mucho polvo y ruido.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Las arquerías fueron construidas en el siglo XV. En las esquinas había las características torres de estas construcciones y sobre los arcos se abrían los bonitos balcones.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Resultaba muy difícil transitar por esta zona debido a las obras pero pudimos llegar hasta nuestro destino:  La Torre de la Prisión.

Käfigturm (La Torre de la Prisión)

Esta torre se erigió entre 1265 y 1344 como segunda puerta de la ciudad y también funcionó como prisión hasta 1897.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

En 1977 la Käfigturm fue renovada totalmente por dentro y por fuera. Desde 1999 es la sede del Foro Político del Gobierno Federal. Habitualmente se celebran exposiciones y eventos sobre temas políticos.

Heiliggeistkirche (La Iglesia del Espíritu Santo)

Esta iglesia fue construida en 1729 sobre la antigua iglesia del hospital. De estilo barroco es considerada la más bella de Suiza de este estilo.

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

La ciudad de las fuentes

Aunque las muchas fuentes que decoran Berna están esparcidas por toda la ciudad, algunas de ellas en medio de calles con mucho tráfico, hemos dejado para el final este apartado para presentar juntas las más importantes.

Todas las fuentes de la ciudad de Berna, hay más de 100, tienen su origen en la Edad Media. Sus coloridas figuras y sus columnas dan vida a los edificios medievales de la ciudad. Estas fuentes eran de madera y con ellas la burguesía de la época quería representar su prosperidad. Posteriormente, concretamente en el siglo XVI; la madera fue reemplazada por obra y algunas de ellas tienen el estilo renacentista de la época. La mayoria de las fuentes representan figuras alegóricas, héroes y sucesos históricos de la Edad Media.La fuente pública desempeñaba un importante papel en el suministro de agua a la ciudad. Eran, además, un punto de encuentro para sus habitantes.

Os dejamos, a modo de despedida, con las imágenes de algunas de las fuentes que más nos gustaron:

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes

Qué ver en Berna: la ciudad de los osos y las fuentes