El vuelo de Barcelona hasta Copenhague, la capital de Dinamarca, estaba llegando a su destino. El comandante daba las correspondientes indicaciones a la tripulación y los pasajeros al informar que iniciaba el descenso del avión. Por la ventanilla a nuestra derecha veíamos desaparecer la costa sueca en el mar y una silueta blanca agrandarse a medida que descendíamos, una gran estructura que a modo de cremallera unía territorio sueco y danés. Teníamos ante nuestros ojos el puente de Oresund, una obra maestra de la ingeniería que cruza el estrecho del mismo nombre para conectar las áreas metropolitanas de Copenhague (Dinamarca) y Malmö (Suecia).

El puente de Oresund

Hasta la inauguración del puente, el 1 de julio del 2000, esta región de Dinamarca y Suecia estaba conectada por la línea de ferrys Malmö-Copenhague. El éxito de esta construcción ha sido tal que finalmente la línea de transporte marítimo fue cancelada. Sí que se ha mantenido la conexión de ferry más septentrional, mucho más corta, entre Helsingor (Dinamarca) y Helsingborg (Suecia).

Aunque hablemos del puente de Oresund nos referimos más concretamente a una combinación de túnel, isla y puente. Cerca de Copenhague empieza un túnel submarino que emerge en Peberholm (islote de la pimienta), una isla artificial danesa en mitad del estrecho desde donde se levanta el puente propiamente dicho que alcanza la orilla sueca de Escania. Son 16 km en total: 3510 m de túnel, 4055 m de isla, 7845 m de puente.

El puente de Oresund

El puente de Oresund

El puente tiene un altura libre de 57 m y su pilar más alto mide 204 m. Tiene cuatro carriles de carretera y debajo de estos pasan dos líneas de tren. Es el puente combinado tren-carretera más largo de Europa. La gestión ferroviaria es gestionada a la par por la empresa danesa Danske Statsbaner (DSB) y la sueca Statens Järnvägar (SJ). La frecuencia de los trenes Copenhague-Malmö es de un tren cada 20 minutos y se tarda 35 minutos en cruzar el Oresund.

Para los vehículos hay que pagar peaje y las garitas están en el lado sueco. Esta fue la opción elegida por nosotros. Alquilamos un coche para movernos por la zona y cruzamos el puente varias veces en los dos sentidos. Os podemos asegurar que fue emocionante conducir a tanta altura con el mar a nuestro alrededor.

El puente de Oresund
Las grandes dimensiones de esta obra hace que sea visible desde largas distancias a ambos lados de los dos países.

El puente de Oresund

Como dato curioso deciros que el puente de Oresund se convirtió en 2011 en el eje central de la serie policíaca sueca y danesa Bron/Broen (El puente) al ser el escenario en el que aparecía un cadáver justo en el punto en que los dos países se unen. Una muy buena serie, que también os recomendamos, en la que además del puente pueden verse otros lugares de las ciudades de Copenhague y Malmö.

El puente de Oresund

Otros datos de interés:

  • Precio aproximado del peaje en coche por trayecto: 48 euros. Se acepta el pago con tarjeta de crédito.
  • Precio aproximado del billete de tren:  12 euros.

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *