El sur de Francia es uno de los destinos más habituales de los Janonautas debido a la proximidad con Barcelona. Se puede llegar de manera fácil tanto en coche como en los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación. La región del Languedoc-Roussillon la hemos ido recorriendo en distintos viajes pero su capital, Montpellier, nos quedaba pendiente y en un puente nos decidimos a visitarla. En este viaje nos acompañó Bilbo que se siente en Francia como en casa. El tiempo que dedicamos a la ciudad fue de un día y tuvimos suficiente para una primera toma de contacto. Aprovechamos el siguiente día para recorrer algunos lugares de la región. Os presentamos en este post los lugares más interesantes y que más nos gustaron a los Janonautas.

Un día en Montpellier