Si sóis como los Janonautas, y os gusta buscar buenas perspectivas de las ciudades que visitáis, este post seguro os interesará (sobre todo si tenéis intención de viajar algun día a Liverpool). Esta ciudad inglesa, asomada al estuario del río Mersey, es prácticamente llana y no destaca por tener muchos lugares altos para poder observarla bien.

Liverpool desde las alturas

Si no tenéis miedo a las alturas os recomendamos la subida a la noria de Liverpool, que desde el año 2010 ya se ha hecho un hueco entre los puntos de mayor interés turístico de la ciudad.  Nosotros lo teníamos claro y tras pasar por caja y pagar las 9 libras reglamentarias por adulto, ¡nos subimos a la noria de Liverpool!

Liverpool desde las alturas

Su esqueleto circular se eleva hasta los 60 metros de altura haciendo pequeño el moderno anfiteatro del Echo Arena que está a su lado. Su situación es privilegiada como mirador del muelle histórico Albert Dock y el frente marítimo de Liverpool. Tiene 42 cabinas acristaladas y preparadas con aire acondicionado.

Liverpool desde las alturas

La noria da varias vueltas lentamente haciendo algunas paradas para disfrutar de las vistas de la ciudad y tomar fotos tranquilamente.

Liverpool desde las alturas

La visión de 360º permite ver entre otros la imponente Catedral de Liverpool y la Radio City Tower. A nosotros lo que más nos gustó fue disfrutar a vista de pájaro de los Docks junto al río.

Liverpool desde las alturas

 

Liverpool desde las alturas

Coincidió nuestra subida a la noria de Liverpool con la salida de la regata Clipper Round The World que pudimos ver en primer plano regalándonos un momento mágico.

Liverpool desde las alturas

La noria es muy parecida al London Eye construida en Londres para conmemorar la entrada del nuevo milenia. También habíamos subido a la de Londres si queréis leer nuestra experiencia podéis entrar aquí.