En mayo de 2009 los Janonautas hicimos nuestro segundo viaje a la bonita ciudad de Ámsterdam. Para Clàudia era su primera visita a la ciudad. Ámsterdam tiene muchas atracciones y lugares preciosos para visitar. Para nosotros era importante volver con Clàudia a un lugar que nos había impactado y gustado a partes iguales. Nos referimos a la Casa-Museo de Ana Frank (Anne Frank Huis). Como a la mayoría, la historia de esta niña y la lectura de su diario nos había acompañado de pequeños pero estar en el lugar donde todo aconteció fue una experiencia muy emotiva.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

Quién era Ana Frank

Ana Frank fue una niña judía que, durante la ocupación alemana de los Países Bajos en la Segunda Guerra Mundial, tuvo que esconderse para huir de la persecución de los nazis. Junto a su familia (sus padres Otto y Edith y su hermana Margot), los tres miembros de la familia Van Daan y el dentista Fritz Pfeffer estuvo escondida en el ático y el desván de un edificio de la ciudad de Ámsterdam, donde el padre de Ana había tenido su empresa.

Tras más de dos años de encierro, desde julio de 1942 hasta agosto de 1944, fueron descubiertos por la Gestapo debido a una llamada anónima, el 4 de agosto de 1944, y deportados a distintos campos de concentración. De las ocho personas que convivían en el escondite sólo el padre de Ana, Otto Frank, sobrevivió.

Durante el tiempo que duró su cautividad, Ana escribió en un diario todo lo que pasaba en la casa y también escribió sobre sí misma. Este diario, al salir a la luz en 1947, la hizo mundialmente conocida y un símbolo de los niños que vivieron la horrible experiencia del genocidio.Ana murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen en marzo de 1945. Tenía 15 años.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

 

Anne Frank Huis (Casa-Museo de Ana Frank)

El Museo está situado en el 263 del canal Prinsengracht de Ámsterdam. Junto con la Fundación Ana Frank se inauguró en el año 1960. El padre de Ana permaneció vinculado a ellos y luchó por los derechos humanos y el respeto entre las personas hasta su muerte en 1980.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

Desde su inauguración el Museo ha recibido un gran número de visitas llegando a tener en la actualidad más de un millón de visitantes al año.

La casa-museo de Ana Frank es una exposición sobre su vida y la época en la que vivió. Además es un espacio para denunciar todas las formas de discriminación y persecución.

La entrada a las dependencías donde vivía escondida Ana y sus compañeros de encierro estaba oculta por una falsa estantería. Tras ella unas estrechas escaleras subían hasta el pequeño espacio en el que permanecieron durante dos años.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

El lugar donde se escondían las ocho personas tenía una extensión de 47 m2.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

Las paredes de la habitación de Ana aún conservan las fotografías colocadas por ella, principalmente de actores y actrices de la época, como haría cualquier adolescente de hoy en día.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

Además de las salas de exposición y las dependencias donde permaneció escondida Ana, el Museo cuenta con una librería, en la que El Diario de Ana Frank está disponible en multitud de idiomas, una tienda y un café.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam

 

Enlaces de interés: