LO SENTIMOS ESTA PÁGINA SE ESTÁ ACTUALIZANDO Y NO PODRÁS VISUALIZAR TODAS SUS FOTOS. EL TEXTO SÍ ESTÁ COMPLETO. EN BREVE PODRÁS DISFRUTAR DE TODAS SUS IMÁGENES.
El viaje por Escocia de los Janonautas estaba llegando a su fin. En un par de días volveríamos a Edimburgo y finalizaría esta ruta que tanto nos estaba gustando. El día de hoy era importante ya que íbamos a dormir en un castillo. Cuando barajamos la posibilidad de realizar una experiencia como esta estudiamos la lista de castillo escoceses que funcionaban como hotel. La oferta era numerosa y variada y nosotros nos decidimos por el Culzean Castle. Además de esta experiencia, hoy visitaríamos Glasgow, la segunda ciudad más grande e importante de Escocia. La ruta en coche sería corta, hoy era un día para pasear y disfrutar de la estancia en el castillo. 

 

A las 7:30 nos levantamos y bajamos al comedor a tomar nuestro tradicional scottish breakfast. Coincidimos durante el desayuno con un matrimonio de Colorado que hablaba castellano. Nos explicaron que estaban en Stirling por una boda y que venían de pasar unos días en España y Portugal. La señora era muy agradable y nos demoramos un rato con la conversación.
Nos despedimos de los dueños del B&B y tomamos dirección Glasgow. El recorrido del día era el siguiente:

Camino a Glasgow íbamos a hacer una parada en un pueblo cercano para ver la Falkirk Wheel.

 

Falkirk Wheel
Falkirk Wheel

Falkirk Wheel es un impresionante ascensor giratorio para barcos. El ascensor hace oscilar a los barcos lentamente, levantándolos 35 metros, y de esta manera salvan el desnivel existente entre los canales Union y Forth and Clyde lo que permite navegar de Glasgow a Edimburgo sin interrupciones.

En el Falkirk Wheel había numerosas actividades para niños
En el Falkirk Wheel hay numerosas actividades para niños

Llegada a Glasgow

Al llegar a Glasgow seguimos las indicaciones de la Catedral de San Mungo que está situada en el centro de la ciudad. Nuestra intención era dejar el coche por la zona y realizar el recorrido caminando. Toda la zona centro, y la que rodea a la catedral, es de pago así que aparcamos y pusimos dinero en el parquímetro.

Glasgow es la segunda ciudad más importante de Escocia. Siempre se la ha considerado una ciudad industrial pero en las dos últimas décadas se ha transformado en una moderna metrópolis. La ciudad ha estado poblada desde tiempos muy antiguos, ya existía en la época de los romanos. El asentamiento actual surgió alrededor de un monasterio.

Antes de llegar a la catedral nos encontramos con el St. Mungo Museum of Religious Life and Art. Es un museo sobre la vida, la historia y el arte religioso. Glasgow es una ciudad con fuertes raíces religiosas. El edificio del museo se construyó en el solar donde estaba el desaparecido Castle of Bishops del siglo XIII. Tiene el aspecto de una casa fortificada de hace varios años, aunque su construcción finalizó en 1993.

St. Mungo Museum y la catedral al fondo
St. Mungo Museum y la catedral al fondo
Al acercarnos a la catedral vimos que no se podía entrar ya que se estaba celebrando un funeral. Los asistentes iban muy arreglados: los hombres con chaqués y las damas todas con sombrero y algunas hasta con vestidos largos. Parecía más una boda que un funeral.
Entrada de la catedral
Entrada de la catedral
Aprovechamos para visitar la catedral por fuera y su famosa necrópolis. Se trata de un cementerio de la época victoriana con monumentos a los muertos de familias de ricos comerciantes. 

Detalle del lateral de la catedral
Detalle del lateral de la Catedral de San Mungo

 

Clàudia junto a la catedral de Glasgow
Clàudia junto a la catedral de Glasgow
Tumbas junto a la catedral
Tumbas junto a la catedral

 

Monumento funerario en la necrópolis
Monumento funerario en la necrópolis

Decidimos ir hacia el centro para hacer tiempo y que el funeral hubiera finalizado. Como teníamos el coche en las inmediaciones tendríamos que volver obligatoriamente y visitaríamos el interior de la catedral más tarde.

Clàudia ante la estatua de David Livingstone
Clàudia ante la estatua de David Livingstone (supongo)

Pasamos junto a Provand’s Lordship
la casa más antigua de la ciudad. En principo fue construida como la casa de un canónigo en 1471. Hoy es un museo que muestra cómo era la vida de una familia de
clase alta en la Escocia del siglo XV. Parece ser que María Estuardo se hospedó en ella en uno de sus viajes a Glasgow.

Provand's Lordship
Provand’s Lordship

El centro neurálgico de Glasgow es George Square y también la plaza principal de la ciudad. La plaza fue construida en el siglo XVIII. En ella hay varias estatuas de personajes importantes de la historia de Escocia, como Walter Scott que corona una columnas.

George Square
George Square

 

Detalle de las estatuas que decoran George Square
Detalle de las estatuas que decoran George Square

A la plaza la rodean varios edificios victorianos como la City Chambers (Ayuntamiento). Fue inagurado por la reina Victoria en el año 1888.

City Chambers
City Chambers
Toda la zona estaba cortada al
tráfico, vallada y llena de módulos prefabricados. Se había celebrado en la ciudad los Juegos de la Commonwealth y hoy se hacía el desfile de clausura. Esto nos dificultó mucho la posibilidad de hacer fotos, o salían las vallas o salían los módulos.
Desde George Square accedimos a Buchanan
Street. Esta calle y las adyacentes forman la llamada “Milla del estilo” con numerosos edificios georgianos.
Buchanan Street es una animada calle peatonal con numerosos alicientes culturales.

Buchanan Street
Buchanan Street

 

Edificios que rodean Buchanan Street
Edificios que rodean Buchanan Street

En esta zona se encuentra la Gallery of Modern Art. Está ubicada
en un edificio neoclásico erigido por el rey del tabaco William Cunningham en 1829 y que era la antigua sede de la bolsa de Glasgow. Es
la segunda institución británica de arte contemporáneo más visitada fuera de Londres. Muestra sobre todo exposiciones temporales tanto de artistas escoceses como internacionales.

Edificio de la Gallery of Modern Art
Edificio de la Gallery of Modern Art
La estatua del Duque de Wellington con un cono en la cabeza se ha convertido en un símbolo de la ciudad
La estatua del Duque de Wellington con un cono en la cabeza se ha convertido en un símbolo de la ciudad

Decidimos volver hacia la catedral para realizar la visita del interior. De camino pasamos por dos monumentos importantes de Glasgow: el Trongate y el Mercat Cross.

Trongate: la torre del reloj marcaba el centro medieval de Glasgow
Trongate: la torre del reloj marcaba el centro medieval de Glasgow

 

El monumento del Mercat Cross está en un cruce en el que confluyen cinco importantes calles
El monumento del Mercat Cross está en un cruce en el que confluyen cinco importantes calles
De camino a la catedral nos encontramos este impresionante graffiti
De camino a la catedral nos encontramos este impresionante graffiti

Visita del interior de la Catedral de San Mungo

Cuando llegamos a la catedral el funeral ya había acabado y pudimos visitar su interior. El edificio de la Catedral de San Mungo es de estilo gótico y fue construido en el siglo XIII. El hecho de que se consagrase al rito protestante en cuanto empezaron las revueltas religiosas la salvó de la destrucción. Y explica que sea una de las pocas iglesias del siglo XIII que se conserven. La entrada a la catedral es gratuita.

Interior de la catedral de Glasgow
Interior de la catedral de Glasgow
Algunas de las vidrieras que se conservan son las originales
Algunas de las vidrieras que se conservan son las originales

 

Detalle del altar mayor
Detalle del altar mayor
Algunos monumentos funerarios de las capillas laterales son muy originales
Algunos monumentos funerarios de las capillas laterales son muy originales
Detalle de las columnas góticas y el trabajado techo
Detalle de las columnas góticas y el trabajado techo

La catedral tiene dos niveles. En la cripta, a la que se accede por unas escaleras, se conservan los restos del patrón de Glasgow, San Mungo. Alrededor de la tumba se construyó una bóveda con columnas muy elaboradas.

Tumba de San Mungo en la cripta de la catedral
Tumba de San Mungo en la cripta de la catedral

 

Bóveda de columnas junto a la tumba de San Mungo
Bóveda de columnas junto a la tumba de San Mungo
Pequeña capilla situada en la cripta de la catedral
Pequeña capilla situada en la cripta de la catedral
Una vez finalizada la visita cogimos el coche para dirigimos a la zona nueva de Glasgow. Los antiguos muelles y almacenes a orillas del río Clyde se han convertido en complejos residenciales, oficinas y zonas de ocio y turismo.Nos resultó imposible aparcar así que realizamos el tour en coche. Intentamos llegar al edificio más emblemático de la zona: el nuevo auditorio de la ciudad al que llaman “armadillo” diseñado por Norman Foster. Sólo pudimos verlo desde lejos ya que estaba todo vallado por obras.

Edificio "armadillo"
Edificio “armadillo”
Salimos de Glasgow y nos fuimos en dirección al Culzean Castle donde íbamos a dormir.

Electric Brae

Antes de llegar al Culzen Castle tomamos un desvío para visitar el Electric Brae. Clàudia buscó este lugar por internet y tenía interés en verlo. Se trata de un tramo de carretera junto a la costa en el que estando en una subida, al poner el coche en punto muerto, éste no se frena sino al contrario cada vez se acelera más y sube. Al hacerlo en sentido contrario, de bajada, sucede a la inversa y el coche acaba parándose en la pendiente. Lo mismo pasa si tiras agua en la subida o en la bajada, consigues el efecto contrario.

Tramo de la carretera donde se produce el extraño fenómeno
Tramo de la carretera donde se produce el extraño fenómeno

 

La explicación es sencilla: se trata de un efecto óptico. Lo que parece una subida no lo es, sino que se trata de una bajada pero los sentidos nos engañan.

Placa explicativa junto a la carretera
Placa explicativa junto a la carretera
Desde este lugar había unas bonitas vistas de la costa y del Culzean Castle
Desde este lugar había unas bonitas vistas de la costa y del Culzean Castle
Una vez alojados en el Culzean Castle (podéis leer cómo nos fue aquí) salimos a realizar dos visitas. La primera fue a las ruinas de la Grossraguel Abbey. Cuando llegamos estaba cerrada pero desde fuera pudimos ver bien lo que queda de la abadía y tomar unas fotos. Está situada junto a la carretera una vez se pasa el pueblo de Maybole.

Restos de la Grossraguel Abbey
Restos de la Grossraguel Abbey

La abadía fue fundada en 1244 y en principio se trató de un pequeño edificio. Posteriormente el obispo de Glasgow la hizo ampliar y constaba de viviendas para los monjes, una iglesia, un claustro y una sala capitular.

Restos de la iglesia de la abadía
Restos de la iglesia de la abadía

La segunda visita la hicimos al cercano pueblo de Maidens. Es un pueblo pesquero, en el que destaca su pequeño puerto, situado en la bahía de Maindenhead.

Vista del Maidens
Vista de Maidens
El pequeño puerto pesquero de Maidens
El pequeño puerto pesquero de Maidens
Paseo junto al mar en Maidens
Paseo junto al mar en Maidens

Estuvimos andado por el paseo, que estaba muy cerca de la playa y en el que había hasta un campo de golf. El tiempo se volvió desapacible y empiezó a soplar el viento y a hacer frío así que nos volvímos a “nuestro” castillo.

Anochecer desde "nuestro" castillo
Anochecer desde “nuestro” castillo

Enlaces de interés:

 

Gastos del día:

 

  • Meal deal: 9 libras
  • Parking Glasgow 5 libras
  • Souvenirs: 3 libras