Nueva York es la ciudad de los rascacielos y cuando se visita puedes perder la cuenta de todos los que vas viendo. Es famoso el skyline de esta ciudad desde cualquiera de sus puntos, pero el rascacielos por antonomasia de Nueva York es sin duda el Empire State Building. No es el más alto, ni quizás el estéticamente más bonito pero por su situación en el centro del Midtown, y su carisma, el Empire State es el emperador de Nueva York.

Empire State, el emperador de Nueva York

Datos e historia

El Empire State Building está situado en el número 350 de la 5th Avenida de Nueva York, tal y como hemos comentado anteriormente, en medio del Midtown. En sus inmediaciones podéis encontrar otros puntos turísticos de la ciudad como la New York Public Library, Bryant Park o Times Square.

El edificio se empezó a construir el 17 de marzo de 1930 y fue inaugurado el 1 de mayo de 1931 (¡un auténtico tiempo récord!). En su construcción participaron unos 3.400 empleados, en su mayoría inmigrantes europeos. Desde ese momento hasta 1972 fue el edificio más alto del mundo. Actualmente es el segundo edificio más alto de Nueva York tras el One World Trade Center.

Empire State, el emperador de Nueva York

Estos son sus datos: 444 metros de altura, 102 plantas, 1.860 escalones, 6.500 ventanas, 73 ascensores y dos miradores. Construido en art decó fue concebido como un edificio mixto de apartamentos y oficinas pero, al coincidir su construcción con la Gran Depresión, no fue un edificio rentable hasta los años 50 debido a que la mayoría de sus despachos no fueron ocupados.

Empire State, el emperador de Nueva York

El Empire State se ilumina de noche siempre con el mismo juego de colores excepto en las ocasiones en que se quiere reconocer u homenajear una fecha o celebración especial. En el año 2012 se instaló la iluminación de LED.
Empire State, el emperador de Nueva York

Han sido numerosas las películas que han utilizado el Empire State Building para rodar algunas escenas. Podemos citar algunas como: “Tu y yo”, “Taxi Driver”, “Indenpendence Day”, “Kramer contra Kramer”, “Manhattan”… Pero el icono cinematográfico que todos tenemos en mente es la figura de King Kong subido en lo más alto del edificio. Esta escena se utilizó tanto en la película original de 1933 como en sus dos remakes de los años 1976 y 2005. Hay una exposición sobre el gorila gigante en el Empire State Building que se puede ver durante la visita.

Empire State, el emperador de Nueva York

 

La Visita

Habitualmente para realizar la visita al Empire State Building hay bastantes colas por lo que recomendamos comprar la entrada anticipadamente por internet. Nosotros teníamos entradas para las 9 de la mañana y cuando llegamos ya había mucha gente.

Empire State, el emperador de Nueva York

Al acceder al hall, decorado en mármol, la cola sigue zigzagueando. Hay una maqueta del edificio y es recomendable dar un paseo para disfrutar de la decoración art decó del espacio. Esta zona ha sido reconocida como monumento histórico de la ciudad de Nueva York.

Empire State, el emperador de Nueva York

Una aclaración: la cola solo es para los que no tienen entrada anticipada, si la tienes tan solo tienes que hacer la cola de los ascensores. Hay audioguías en varios idiomas para realizar la visita.

Empire State, el emperador de Nueva York

La primera parada del ascensor es en la planta 80, donde hay una exposición de la historia y la construcción del edificio. Es muy interesante, con fotos y documentos de la época.

Empire State, el emperador de Nueva York

Empire State, el emperador de Nueva York
Tras la exposición se vuelve a tomar el ascensor para subir a la planta 86 que es donde está el primer mirador. Si compráis la entrada que incluye los dos miradores, una vez finalizada la visita al primero accederéis a unos ascensores exclusivos para la subida a la planta 102.
Empire State, el emperador de Nueva York

Tras finalizar la visita se accede a los ascensores de salida pasando primero por la tienda de recuerdos. El Empire State está abierto todos los días del año de 8 de la mañana a 2 de la madrugada. La entrada es de pago.

Empire State, el emperador de Nueva York

 

Miradores

Como hemos comentado la entrada incluye la visita al mirador de la planta 86. Este espacio tiene una vista de 360º de la ciudad y está situado a 320 metros de altura. Está al aire libre, protegido por una valla, y se tiene que ir circulando alrededor de la torre para ver Nueva York desde los cuatro puntos cardinales.

Empire State, el emperador de Nueva York

En la planta 102 hay otro mirador (este está cerrado) y es mucho más pequeño que el anterior. Está situado justo antes de la antena a unos 384 metros de altura. Para acceder a este mirador se tiene que pagar un suplemento a la entrada normal.

Empire State, el emperador de Nueva York

Este espacio fue concebido para ser una estación de dirigibles en la época de construcción del edificio. Se desechó la idea por seguridad. Os dejamos algunas fotos de las vistas desde los miradores del Empire State.

Empire State, el emperador de Nueva York

Al ser el Empire State Building uno de los edificios más altos de la ciudad también se convierte en un lugar al que localizar desde otras plataformas. Se le puede ver claramente desde el mirador del Top of The Rock en el complejo Rockefeller Center, desde el edificio más alto de la ciudad: el One World Trade Center, o si realizáis una excursión en helicóptero. Os mostramos algunas imágenes.

Empire State, el emperador de Nueva York

Hotel con vistas

El Empire State Building tiene un significado especial para los Janonautas. En nuestro primer viaje a Nueva York nos alojamos en el The Strand Hotel (actualmente Marriott Vacation Club Pulse) situado en la 37th Street con la 5th Avenida y al llegar a la habitación, en la planta 14, esto fue lo que nos encontramos al mirar por la ventana.

Empire State, el emperador de Nueva York

Era un privilegio levantarse y acostarse cada día con estas vistas. En la última planta del hotel había una terraza con vistas que se animaba mucho por las noches. Cuando subimos al mirador del Empire State buscamos nuestro hotel y lo vimos desde arriba.

Empire State, el emperador de Nueva York

Esperamos que este encuentro con el Empire State, el emperador de Nueva York, os haya gustado tanto como a nosotros visitarlo.

Enlaces de interés: