A día de hoy, los 828 metros de altura del Burj Khalifa de Dubai lo convierten en el edificio más alto del mundo. Este emirato, a orillas del Golfo Pérsico, es uno de los más importantes de los Emiratos Árabes Unidos. A diferencia de su vecina Abu Dabhi ha diversificado su economía, inicialmente basada en los recursos petrolíferos, hacia otros sectores como el turismo y el negocio inmobiliario destacando en su afán megalómano de crear estructuras que fuesen de las mayores del mundo. Desde hace algunos años, Dubai también se ha potenciado como un importante enlace aeroportuario que comunica Europa con Asia, Africa y Oceanía a través de su compañía de bandera, Emirates. En el viaje que hicimos a Kenya nuestro vuelo hacía escala en Dubai de camino a Nairobi y los Janonautas pensamos que sería una buena idea quedarnos un par de días en el emirato antes de continuar el viaje para entre otras experiencias subir a este megaedificio.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

La ciudad de Dubai es muy extensa y no está pensada para caminar. Esto es así especialmente en verano cuando las altas temperaturas junto al elevado porcentaje de humedad dificultan incluso recorrer distancias cortas a pie. El principal medio de transporte es el coche y moverse en taxi es una buena opción ya que no es caro y el servicio es muy correcto. Otra posibilidad es usar el moderno metro que llega a algunas zonas de la ciudad. Cercana al edificio del Burj Khalifa hay una estación con el mismo nombre y esa fue la opción que tomamos.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

La entrada al Burj Khalifa se hace desde el Dubai Mall, uno de los enormes centros comerciales que hay en el emirato. Al salir del metro nos encontramos que toda la zona estaba en obras y que para llegar hasta el Mall debíamos dar un rodeo. Con el asfixiante calor el trayecto se nos hizo interminable aunque enseguida vimos el rascacielos y tomamos las primeras fotos.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Llegamos por fin al Dubai Mall y agradecemos el fresquito que hace en el centro comercial. Un consejo de los Janonautas: llevad alguna chaqueta en la mochila para protegeros del frío de los aires acondicionados. Nos dirigimos hacia la entrada del At the Top Burj Khalifa para iniciar la visita. Habíamos hecho la reserva por Internet unas semanas antes directamente en la página web del edificio. Es recomendable hacerlo así para tener el acceso asegurado y poder elegir la hora que más os convenga. Hay que tener en cuenta que las entradas del atardecer se agotan antes, aunque son más caras, ya que en teoría hay mejor visibilidad y puede enlazarse después con el espectáculo de las Fuentes del Dubai Mall. Nuestra visita estaba programada para las 17:30 horas y quince minutos antes esperábamos ya en la zona de admisión.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

No había colas y accedimos rápidamente al ascensor. El edificio tiene 162 plantas pero la visita estándar At the Top, la que nosotros contratamos, permite subir sólo hasta la planta 124. El precio fue de 290 dirhams (65 euros) para los tres. Existe la opción Sky, bastante más cara, para subir hasta el nivel 148. El edificio alberga además un Hotel Armani en las primeras plantas.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

 El ascensor sube muy rápido, 10 metros por segundo, y nos deja en la zona acristalada de 360º del mirador.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

La visibilidad no es nítida debido a la bruma originada por el calor. No podemos distinguir algunos de los puntos más reconocibles de Dubai como la silueta en forma de vela del Hotel Burj al Arab ni las islas artificiales de la World Island. El cercano mar se dibuja débilmente entre la calima del ambiente.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Sí que vemos bien los rascacielos de los barrios de negocios y el contraste con las casas bajas del resto de la ciudad. Nos sorprende la extensa llanura que ocupa la ciudad y como esta se adentra en el desierto. La sensación que nos queda es de decepción por la mala visibilidad y por las poco espectaculares vistas del entorno.El mirador tiene una zona de bar y una pequeña tienda en la que los Janonautas compramos algún recuerdo. Como cosa curiosa decir que hay también una máquina expendedora de lingotes de oro.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Al cabo de una hora bajamos de nuevo por el ascensor. Nos vamos hasta la laguna artificial que hay en el Dubai Mall junto a la base del Burj Khalifa para coger sitio antes de que empiece el espectáculo de las Fuentes Danzantes.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

A las 19:00 horas empieza el show del que los dubaitíes presumen como las fuentes más altas del mundo. Varios chorros de agua zigzaguean y mueven como si bailasen al son de la música a la vez que anochece.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Ha sido un bonito espectáculo aunque un poco corto. Aprovechamos para estar todavía un rato en el centro comercial que se ha animado con la puesta de sol. Más tarde, cuando volvemos hacia el metro, nos despedimos del Burj Khalifa iluminado.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

 

Enlace de interés: